• Aprueba Comité de Salud se continúe con menor movilidad
  • Permanecen cerrados en fin de semana bares y cantinas

El Comité de Salud Municipal aprobó por unanimidad continuar, durante todo el mes de febrero, con las medidas de salubridad en La Piedad, con el objetivo de contrarrestar más casos por COVID-19.

A decir del jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 6, Luis Alberto Arriaga Belman, esto obedece a que durante el mes de enero se logró contener el incremento de casos, por lo que es importante continuar en la misma sintonía de acciones.

Por ello, se estableció que los establecimientos y comercios deberán respetar la medida de cerrar sus negocios los días jueves, viernes y sábado a partir de las 6:00 de la tarde. 

Durante los domingos de febrero, se permitirá la operatividad del transporte público en un 50% y podrán laborar los establecimientos esenciales con ventas de alimentos frescos y productos primarios de consumo, entre ellos tiendas de abarrotes, mercado “Gildardo Magaña”, Mercado “Francisco J. Múgica” (Mercadito) y Tianguis de la Explanada, cuidando en todo momento los aforos acordados y la sana distancia entre sus compradores. 

En el caso de los restaurantes y negocios de comida, se permitirá su apertura para venta al público hasta las 6:00 de la tarde de jueves a sábado y posterior a esa hora, así como los domingos, será únicamente para llevar. La venta de alcohol está restringida después de los horarios y días mencionados. 

En el caso de balnearios, clubes y similares, el Comité de Salud determinó que las medidas abarcarán las instalaciones de alberca, vapor, sauna y áreas comunes, manteniéndose cerradas de jueves a domingo. Las ligas deportivas siguen sin cambio hasta nuevo aviso. 

Adicionalmente, se reforzarán las medidas de ingreso en la Plaza Principal, instruyendo a elementos de la Policía Municipal para que se respete el uso obligatorio del cubrebocas. 

Personal de la Dirección de Reglamentos, en coordinación con demás autoridades, mantendrán operativos constantes y permanentes para vigilar el correcto cumplimiento de lo establecido por el Comité Municipal de Salud.