• Buscan disminuir la proliferación del mosquito
  • Se hacen trabajos para también retirar el lirio acuático

Personal de las dependencias del Sistema de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (SAPAS), Servicios Públicos, Obras y Ecología, trabajan en coordinación, para sustraer el agua estacada en tramo del río Lerma, en su cruce por la zona urbana.

Procedimiento que se realiza apoyados con tres bombas que fueron proporcionadas por la Comisión Nacional del Agua a nivel estatal y que se instalaron en tres puntos que son: Puente Morelos; estacionamiento de los barrenderos municipales ubicados a la altura de la calle 25 de Julio, otra en el Puente Morelos y una más a la altura del Puente Guanajuato.

El director de Servicios Públicos, Ramón Romero indicó que la bomba que está conectada al colector de aguas negras es la que se ubica a la altura del puente Morelos; las otras dos sirven para acercar el agua a esta laguna e iniciar el proceso de traslado. Trabajos que son supervisados por personal del SAPAS.

Tatiana Ayala Aviña, coordinadora de Ecología informó que a la par de estas labores, una cuadrilla compuesta por ocho personas lleva a cabo la extracción del lirio acuático.

E informó que también se cuenta con una máquina de brazo largo que será proporcionada por SEDRUA a La Piedad, para extraer el lirio y ayudar a disminuir la población de mosquitos.

De momento, el lirio que se extrae se coloca a la orilla del río, sin embargo, se pretende retirar de forma posterior y llevarlo al basurero para enterrarlo y evitar que la plaga de mosco se siga proliferando.